LA NOCTURNIDAD EN CASILDA: ENTRE EL DERECHO A DIVERTIRSE Y EL DERECHO DE DESCANSAR DE LOS VECINOS

0
290

Ante frecuentes mensajes en nuestro medio de parte de vecinos que manifiestan molestias por el funcionamiento de locales nocturnos o fiestas que se realizan en diversos lugares, RADIO DEL SUR FM 91.1 consultó a la Concejala Celina Arán, autora de la ordenanza sobre nocturnidad vigente.

El tema de la nocturnidad en la Ciudad de Casilda ha originado debates y posiciones encontradas.

Por un lado, aquellos que con todo derecho pretenden divertirse, especialmente los más jóvenes, y que requieren de lugares como para poder hacerlo en Casilda, sin correr el riesgo de subir a una ruta y viajar a otra localidad para ello y luego regresar.

Por otro, vecinos que por ser linderos o estar en la zona de locales nocturnos o de lugares en que se organizan fiestas, recurrentemente elevan sus quejas, por no poder descansar o tener tranquilidad en sus casas, por el volumen de la música y por ciertos desmanes que se producen especialmente a la salida de esos eventos.

Y también, el derecho de los comerciantes del rubro o los organizadores de esos eventos, que si cumplen con todas las normativas, tienen derecho a ejercer su actividad lícita.

Para desarrollar el tema, el Programa «Mañanas del Sur» dialogó con la Concejala María Celina Arán, que en su momento trabajó en el tema de la nocturnidad en nuestra Ciudad, lo que de tradujo en una Ordenanza vigente, que fue aprobada en su momento por unanimidad en el Concejo Municipal, con el aporte de todos los ediles.

«La ordenanza está vigente, se trata de hacerla cumplir, lo que es función del Ejecutivo. Así como ustedes en la Radio, también nosotros en el Concejo recibimos permanentemente inquietudes de los vecinos que expresan incomodidades por el volumen de la música -hay una ordenanza específica sobre ruidos molestos-, por desmanes a la salida de los locales, o por otras situaciones», dice.

Agrega que «en primer lugar debiera sostenerse una empatía hacia el otro, poder adecuar las conductas para no perjudicar a los demás. Pero si eso no se consigue, se debe actuar, y a través de la coerción, evitar que la ordenanza se incumpla. Si se hacen multas severas, en próximas ocasiones se cuidará quien no cumpla lo establecido para sí hacerlo».

«Los vecinos tienen herramientas legales en la mano, la Ordenanza local y hasta artículos del Código Civil. Todo radica en el cumplimiento de las normas, para que quienes quieran divertirse lo puedan hacer en Casilda, sin salir de la Ciudad, y para que los vecinos no tengan que soportar situaciones que los incomodan de sobremanera», expresa.

Esta es la nota completa: