EN EL DÍA MUNDIAL DE LA CONCIENTIZACIÓN SOBRE EL CÁNCER DE COLON, RECUERDAN QUE LAS POSIBILIDADES DE CURA AUMENTAN CON UN DIAGNÓSTICO TEMPRANO

0
1043

Se trata del tipo de tumor más frecuente, detrás del cáncer de mama, representando el 12,1% de todos los tumores en el país, con 15.895 nuevos casos por año. Las estrategias de alimentación que se recomiendan y qué tener en cuenta para prevenirlo.

Los tumores colorrectales son la segunda causa de fallecimientos por cáncer tanto en la Provincia de Santa Fe como a nivel nacional, según indicaron desde el Ministerio de Salud. Y es por eso que la Agencia Provincial de Control del Cáncer lleva adelante su plan de tamizaje con el “Test de Sangre Oculta en Materia Fecal” (TSOMF) en los centros de salud de los departamentos Rosario, San Javier, Castellanos, Caseros, San Lorenzo, Constitución, Las Colonias y La Capital.

El dato fue difundido este domingo con motivo de la conmemoración del Día Mundial de la Concientización sobre el Cáncer de Colon, fecha impuesta para recordar la importancia del diagnóstico de esta enfermedad que suele ser “silenciosa” por sus pocos síntomas, pero que se puede detectar a tiempo con un análisis de sangre oculta en materia fecal y de estudios como la colonoscopía.

Esta patología es la segunda causa de muerte entre otros tipos de cánceres, después del de pulmón en la provincia, cifra que coincide con estadísticas nacionales y también con las mundiales, estableció Vanina Valis, referente provincial del Programa de Prevención y Detección Temprana del Cáncer Colorrectal.

Se trata del tipo de tumor más frecuente, detrás del cáncer de mama, representando el 12,1% de todos los tumores en el país, con 15.895 nuevos casos por año. En torno a las estadísticas sobre fallecimientos, ocupa el segundo lugar con más de 7000 por año (11,8% de los tumores), siendo el segundo, detrás del cáncer de pulmón con 8.471 fallecimientos en el último año.

“Sabemos que se puede prevenir y se puede curar si se detecta a tiempo –destacó Valis– y por eso la provincia va a profundizar y mejorar el tamizaje poblacional mediante test de sangre oculta en materia fecal”.

Este tipo de estudios, Valis indicó que se vienen realizando desde el año 2015 en más de 200 centros de salud de 16 departamentos de la provincia. “En estos nueve años se han hecho y leído más de 10.400 TSOMF, de los cuales más de 2000 han dado positivo”, destacó la referente en esta enfermedad.

Explicó que este estudio realizado por la cartera de Salud “busca reducir la incidencia de cáncer colorrectal en la Provincia y la mortalidad”, y agregó: “El TSOMF es un primer análisis que se realiza para luego, si hay indicación médica, realizar una video colonoscopía, que es más específica para detectar lesiones en colon”.

El Instituto Nacional de Cáncer de Salud de la Nación provee los kits con los test para la detección de sangre oculta en materia fecal, a los que sumó nuevas guías para su implementación.

“La nueva indicación del Instituto requiere que los test sean leídos en laboratorios de la red pública de salud. Con eso nos aseguramos que se disminuya el descarte de los mismos, porque antes se entregaban al paciente y teníamos que esperar que trajera la muestra, cosa que no sucedía siempre. Lo que cambia para las personas es la forma en que se recolecta la muestra. Ahora el test queda en el laboratorio y la persona trae la muestra de materia fecal. Esto determina Salud de la Nación, nosotros adherimos, y lo valoramos positivamente, porque el proceso será más fiable y, reiteramos, no se desaprovechará ningún kit”, destacó Valis.

Por eso insistió en que, detectado en etapas tempranas, el cáncer de colon presenta un 90 por ciento de posibilidades de cura.

CÓMO ALIMENTARSE Y QUÉ TENER EN CUENTA PARA PREVENIRLO

Entre las medidas básicas para prevenir la enfermedad se encuentran la alimentación sana y variada, la actividad física regular; adquirir hábitos de vida saludables, como disminuir o evitar el consumo de alcohol y tabaco, entre otros.

A partir de los 50 años de edad se debe consultar al médico anualmente. Las personas que tengan una enfermedad inflamatoria intestinal, o si en su familia directa hay antecedentes de diagnóstico de cáncer de colon o adenomas, deben realizar consultas médicas tempranas.

El Test de Sangre Oculta sirve para detectar la presencia de sangre no visible en la materia fecal, un signo que luego debe ser estudiado con una colonoscopía. Pero el TSOMF no reemplaza a la colonoscopía, y un resultado positivo no significa que la persona tenga un tumor.

Es un estudio muy útil y de rutina para saber quiénes deben realizarse otros controles más específicos. Es sencillo de realizar, no requiere dieta previa, es rápido, efectivo y gratuito. Lo pueden realizar anualmente hombres y mujeres a partir de los 50 años.

Fuente: Rosario3