ITALIANÍAS

0
274

Cuando La luz pone ángulos agudos

en los alrededores de la casa

y tu brazo se calla,

aquí estoy, soy la tarde.

Vengo desnuda,

enancada en el ala de pájaros en celo.

Quiero bajar por el cansancio de tu nuca

para lamer la hebilla de tu cinto de cuero.

Tarde en la tarde,

alzada, urgente y ciega

te doy mi seno abierto

un secreto dolor, sueño de un sueño.

Hombre,

he  venido a buscarte.

Empujada de noche

voy  al acre doblez de tu pañuelo.