LA POLICÍA DE SANTA FE COMENZÓ A UTILIZAR VEHÍCULOS RECUPERADOS AL DELITO PARA PATRULLAR

0
419

Fueron incautados por causas judiciales y son utilizados para tareas de patrullaje. “Tenemos que brindar todos los recursos necesarios para que la policía pueda realizar tareas de prevención y poder investigar el crimen organizado”, aseguró el Gobernador Pullaro.

“Vehículo recuperado. Emergencia policial”, se lee en las puertas de un auto “de calle”. Sucede que, en el marco de las acciones que viene llevando adelante el Ministerio de Justicia y Seguridad del Gobierno de Maximiliano Pullaro, se decidió poner a disposición de la Policía todo equipamiento posible para combatir el delito.

En ese contexto, ya se pueden ver circulando diferentes unidades que, estando en buenas condiciones, dejaron el galpón que la Agencia Provincial de Registro, Administración y Destino de Bienes y Derechos Patrimoniales (Aprad) en Alvear y ahora prestan servicio para las fuerzas de seguridad.

Como se informara, la Aprad recibe los bienes y efectos que son objeto de secuestro u otras medidas dispuestas en causas judiciales como consecuencia de delitos o contravenciones. “En el caso de los vehículos, pueden ser entregados para que sean utilizados por la Policía u otras instituciones públicas”, recordó el Secretario de Gestión de Registros Provinciales, Matías Figueroa Escauriza.

Así, con el objetivo de engrosar la flota de vehículos con que cuentan las fuerzas de seguridad -vale recordar que al asumir la actual gestión, en Rosario había sólo 20 patrulleros en funcionamiento-, se recuperaron autos incautados.

El responsable de la Aprad, recordó que “cuando no están en buenas condiciones también pueden ser compactados, o bien rematados. Los elementos de cocina y muebles en general, o vestimenta y demás bienes hogareños, pueden ser entregados a entidades de beneficencia”, puntualizó.

Al visitar en Alvear el galpón donde se resguardan los bienes subastados, el Gobernador Maximiliano Pullaro indicó: “Como recordarán, durante mi gestión como ministro de Seguridad de Miguel Lifschitz, realizábamos subastas de los bienes del narcotráfico y del crimen organizado, lo cual era muy importante porque, además de lo que representaba económicamente para la provincia y para las víctimas del delito, era un mensaje muy fuerte al crimen organizado: no sólo detenemos a los delincuentes y les damos condenas ejemplares, sino que vamos por sus bienes, por su dinero, para destinarlos a las víctimas y para mejorar los recursos del Estado”.

Fuente: Santafe.gov.ar