LIFSCHITZ ABRIÓ EL 135º PERÍODO DE SESIONES ORDINARIAS DE LA LEGISLATURA DE SANTA FE

0
113

Entre los principales anuncios, el gobernador hizo un paréntesis para destacar la situación que atraviesa la empresa santafesina SanCor, cuyo «destino se está definiendo en estas horas». También se refirió a la tragedia de Monticas y anunció el envío a la Legislatura de un proyecto para una nueva Ley de Transporte.

Por otra parte, anunció un proyecto de ley de Paridad de Género para las listas de candidatos de las legislativas y, del mismo modo, para una ley provincial de Juventudes.

«Este es mi tercer discurso en el recinto: en el primero había promesas y compromisos; en el segundo, algunos avances de gestión. Goy llego con más de 16 meses, es decir un tercio de la gestión de mi gobierno», y habiendo «recorrido nuestra provincia de punta a punta, una y otra vez todo el territorio”.

Entre los temas más importantes, el gobernador se refirió a la tragedia de Monticas, a la deuda por la coparticipación, a la crisis de la empresa Sancor, a la reforma de la constitución.

 

CRISIS EN EL TRANSPORTE Y LA TRAGEDIA DE MONTICAS

El gobernador se refirió a la «crisis del transporte de pasajeros en la Argentina: la desaparición de los ferrocarriles, el aumento de los costos internos del transporte que los convierte en servicios de baja rentabilidad muy dependientes de los subsidios del Estado han determinado la desmejora de los servicios en todo el país y la provincia no es una excepción. A lo largo de décadas no fuimos capaces de introducir mejoras sustantivas en el sistema de transporte. El accidente fatal de la empresa Monticas nos conmina a actuar con celeridad. Hemos tomado decisiones rápidas en ese caso, lo que ha permitido reemplazar la totalidad de las líneas que tenía la empresa y adjudicarlas a un nuevo concesionario. El resto del transporte de la provincia requiere de una transformación que no se podrá hacer de un día para el otro pero hemos puesto en marcha un plan serio y responsable que ya se venía implementado pero hemos fortalecido en recursos e infraestructura para darle más velocidad en su aplicación, más control, más exigencias y una nueva ley del Transporte que vamos a enviar para su tratamiento en las próximas semanas».

 

DEUDA POR LA COPARTICIPACIÓN
Lifschitz se refirió al reclamo por la deuda por la coparticipación. «Desde el primer semestre del año pasado iniciamos conversaciones con el gobierno a efectos de arribar a una solución acordada que permita establecer un monto actualizado de esa deuda, y también la forma y los plazos de pago. Los tiempos ya se han excedido demasiado; sin embargo, hemos preferido seguir priorizando el camino de las negociaciones políticas antes que iniciar un nuevo litigio. Estimamos que, de acuerdo a los compromisos que ha asumido el gobierno nacional, y que ha ratificado recientemente el ministro del Interior, hay voluntad para resolver la situación de manera acordada con la provincia de Santa Fe, y estamos a la espera de recibir una contra propuesta para arribar a un acuerdo”.

“Estos recursos se aplicarán, como resolvió oportunamente la Legislatura, a obras de infraestructura en toda la provincia y, además, como esta deuda es coparticipable a municipios y comunas, también estos se beneficiarán en la manera que les corresponde”.

 

DEFENSA DEL TRABAJO Y SANCOR
Lifschitz se refirió a la situación que atraviesa la empresa SanCor: “Por estas horas se esta definiendo el futuro de SanCor. Yo nací en Rosario, me crié y crié a mis hijos consumiendo los productos de SanCor, que siempre fueron de excelente calidad y de precios razonables; seguramente como la mayoría de ustedes, porque estamos hablando de la principal empresa de Santa Fe. Casi 80 años de vida, 70 cooperativas asociadas, más de 1500 tamberos, 4500 trabajadores y más de 22000 trabajadores indirectos. Es la mayor fuente privada que tenemos en la provincia, pero no sólo eso, es la vida de Sunchales, de Centeno, de San Guillermo, de Gálvez, y de tantos pueblos pequeños de Santa Fe y de la provincia de Córdoba. Es la cooperativa de producción más grande de la Argentina y una de las más grandes de todo el mundo”.

“SanCor no es de los directivos, ni de los productores que la integran, ni siquiera de los trabajadores. SanCor es de Santa Fe, es nuestra; y a SanCor no la fundieron los directivos, ni el gremio, ni la baja del precio internacional de la leche; la quebraron todos los gobiernos, porque nunca hubo una política nacional para la lechería», remarcó.

“El problema, como se lo hemos planteado varias veces al ministro de Agroindustria, es si queremos la seguridad alimentaria para los argentinos, si queremos una industria nacional, si creemos que el modelo cooperativo sigue teniendo vigencia y vale la pena sostenerlo, si queremos desarrollo en el interior y mantener la ruralidad con pequeños productores, si creemos, como ocurre en la mayoría de los países del mundo, que el Estado debe regular y ordenar la cadena láctea. Yo confío en las buenas intenciones y en las buenas gestiones se están llevando adelante por el ministro de Agroindustria de la Nación y también por el ministro de Trabajo, que están al frente de esta negociación. Confío en que esta vez va a llegar el salvataje necesario para la empresa y también confío en que las autoridades de la empresa, los trabajadores y los dirigentes gremiales van a estar a la altura de las circunstancias. Lo que sí les puedo asegurar es que el gobierno de Santa Fe estará siempre al lado de Sancor, de sus trabajadores y de sus productores en las buenas y en las malas. Cuenten con eso”, indicó el gobernador.

 

 

REFORMA DE LA CONSTITUCIÓN
Por último, Lifschitz se refirió a la reforma de la Constitución: «no es para mí un tema más. Uno lo puede plantear desde la lógica de la política pero también de los ideales y las banderas que cada uno de nosotros hemos levantado a lo largo de la vida, reconociendo que hay una cultura constitucional en esta provincia de Santa Fe».

«Hablar de la reforma que necesita Santa Fe es un desafío pero también una necesidad, una oportunidad para que la política se reencuentre con la sociedad en el debate de los temas realmente importantes, de fondo y de futuro. Una oportunidad para que la sociedad recupere la confianza en la política, pero además para que la política recupere su función de dar forma y contenido al futuro y no solamente la discusión de la coyuntura».

«Creo que es una oportunidad para refundar el federalismo desde Santa Fe, para pensar en un federalismo moderno del siglo 21. Para volver a hablar de justicia social, de igualdad, de solidaridad para hablar de sustentabilidad y cuidado del ambiente, de los recursos naturales, de soberanía o extranjerización de la economía, que no es un debate solamente del pasado, de calidad institucional, de transparencia, de corrupción, de igualdad de género, de reconocimiento a la diversidad, a los derechos humanos, a la memoria, a los pueblos originarios, los derechos de los niños, niñas y adultos mayores, la incorporación de nuevas tecnologías y cómo garantizamos el acceso de todos los santafesinos. Son temas desafiantes, son los grandes temas de la política santafesina. Sé que hay muchas urgencias que requieren nuestra atención, pero también que el momento es ahora, que depende de nosotros y que podamos optar entre dejar una huella para el futuro o pasar por la historia. Supongo que, como la mayoría de ustedes, queremos elegir el primero de esos caminos que es el del futuro», dijo por último el mandatario, para dejar inaugurado el período 135 de sesiones ordinarias.