MURIÓ JORGE BERNARDO GRIFFA, HISTÓRICO FORMADOR DE NEWELL’S Y DEL FÚTBOL ARGENTINO

0
710

Tenía 88 años. Tuvo una destacada carrera como futbolista profesional, en la Lepra, durante una década en Atlético de Madrid y en la selección argentina. Pero se transformó en leyenda como técnico y coordinador de las divisiones juveniles rojinegras a partir de la década del 70.

El fútbol argentino está de luto. Este lunes murió Jorge Bernardo Griffa a los 88 años. El “Maestro”, aquel histórico formador de juveniles que transformó las divisiones inferiores de Newell’s a partir de la década del 70 y que luego llevó su capacidad y talento a otros clubes y selecciones, como Boca Juniors y México.

Griffa nació en la ciudad de Casilda, a 50 kilómetros de Rosario, el 7 de mayo de 1935. Tuvo una extensa carrera como futbolista profesional: se desempeñó como defensor en la Lepra (1954/59), durante diez temporadas en el Atlético de Madrid (1959/69) y luego en el Espanyol de Barcelona (1969/71).

Cuando su carrera terminó, dirigió a Newell’s durante seis meses antes de darse cuenta de que no era lo suyo. «Me di cuenta de que no sabía nada», dijo.

Por eso inició su actividad como entrenadores de juveniles en la Lepra, una etapa que lo convertiría en una leyenda de la formación y la captación de jugadores, tanto en Rosario como a nivel nacional e internacional.

Griffa se avocó a construir un sistema de desarrollo de inferiores en Newell’s y a construir un centro de entrenamiento en las afueras de Rosario, donde hoy está emplezado el predio de Bella Vista, rebautizado en los últimos años con el nombre del Maestro.

Y a recorrer el país en busca de talento. La calidad del trabajo de Griffa fue reivindicada en 1988, cuando Newell’s ganó el título de la Primera División de Argentina con un equipo integrado exclusivamente por jugadores formados en el club y, por añadidura, influenciados directamente por él.

Entre una numerosa cantidad de jugadores destacados, el casildense promovió a Primera a nombres de la talla de Jorge Valdano, Gerardo Martino, Ricardo Giusti, Gabriel Batistuta, Abel Balbo y Mauricio Pochettino, solo en la Lepra.

«Me pregunté lo siguiente: ¿Cómo vamos a competir, con un club chico como Newell’s, contra River, Boca, Independiente, Racing y Huracán, que era grande en ese momento?», dijo Griffa en diferentes entrevistas.

«Lo haremos a la inversa», continuó. «Todos los clubes tienen el deseo de traer chicos del interior, pero no los van a buscar», pensó.

Creó una red de informantes en la región, y les prometió a los clubes de donde provenían los juveniles que serían recompensados si uno de sus chicos llegaba a la Primera de Newell’s.

«Fue el sacrificio de mi vida, de la vida de mis hijos, de mi mujer, todo, un torbellino de cosas. Compromisos, responsabilidades, ir a ver diferentes clubes del interior fue un trabajo inmenso», solía recordar el Maestro.

«Siempre hice hincapié en la seguridad de estudiar, el fútbol era una posibilidad. Siempre intentamos que sigan el camino correcto, que no reciban solamente una formación futbolística, sino también una formación básica que es necesaria para formar parte de la sociedad», contaba Griffa sobre su modo de trabajo.

Bielsa

Griffa fue fundamental en la carrera de Marcelo Bielsa como entrenador. «Me abordó con decisión y me dijo: «Jorge, quiero ser entrenador»», recordaba sobre una frase del Loco cuando todavía dirigía en las inferiores de Newell’s.

Pero Griffa no quería que Bielsa que se apresurara en dirigir al máximo nivel. Le dijo que sería su mentor y desarrollaría su potencial como entrenador: «Vas a llegar (a ser entrenador) en la primera división, (pero antes) vas a trabajar conmigo, a mi lado, y cuando llegue el momento, vas a dar el salto».

En 1990, luego de que la dupla emprendiera aquella monumental búsqueda de talento y desarrollara a los jugadores, Griffa fue a hablar con el presidente de Newell’s y le dijo que Bielsa estaba listo para ser el DT del club.

«Marcelo tenía todos los ingredientes para ser un gran entrenador, como lo es ahora», dijo Griffa. «Lo empujé y también lo frené en ciertas situaciones, un poco como un padre».

Su método a Boca y otros clubes

Posteriormente tomaría las mismas funciones en el Club Atlético Boca Juniors, donde promovió a primera jugadores como Ever Banega, Sebastián Battaglia, Fernando Gago, Carlos Tévez, Neri Cardozo, José María Calvo, Nicolás Burdisso y  Pablo Ledesma, entre otros.

Su ciclo en el Xeneize se extendió durante una década. Luego pasó por el seleccionado de México e Independiente de Avellaneda, y dio conferencias en diferentes países.

En 2019, fue nombrado director de captación de juveniles en Newell’s.

 

Fuente: Rosario3