QUO (RUM) VADIS…?

0
125

Por MARÍA BELÉN CÉSARI

La semana pasada el Poder Ejecutivo Municipal envió el Concejo un pedido de realización de sesión extraordinaria para tratar varios de temas de importancia. Pero sin dudas el que más resonancia tendría sería el pedido de aumentar la tasa municipal.

Recordemos que el actual Gobierno, cuando asumió hace dos años, pidió casi inmediatamente aumentar la tasa, en ese entonces bastante desactualizada. Los gobiernos peronistas fueron siempre muy reticentes a ajustarla. En ese momento las críticas fueron muy duras ya que el porcentaje pedido era del 50 por ciento. El año pasado el Concejo le otorgó el segundo aumento del 30 por ciento. Este lunes 15 era el día estipulado para sesionar y lograr el nuevo aumento del 22 por ciento.

Las sorpresas y vericuetos en la política siempre existen y por primera vez en la historia legislativa de la ciudad no se dio quórum. Se necesitan 4 concejales presentes de los 7 para poder sesionar. El oficialismo contaba con dos (Plancich y Zanetti), más el Concejal de Cambiemo Yualé. Pero la ausencia por estar fuera del país del Concejal Racca impidió los números cerraran.

¿Es necesario el aumento?

En dialogo con el Secretario de Hacienda, CPN Juan Pablo Massetani, nos explicaba los argumentos respecto a esta decisión para nada simpática para con los vecinos, pero según él necesaria al momento de tener una Municipalidad en pleno funcionamiento. “El 75 por ciento del presupuesto municipal es destinado a sueldos del personal. Si bien lo que se cobra con este impuesto es el servicio de alumbrado, barrido y limpieza se debe considerar que el municipio tiene otra realidad a la de años atrás, ya que han aparecido nuevos servicios como por ejemplo las cámaras de seguridad y la Guardia Urbana que está a punto de comenzar a funcionar”, manifestó el funcionario. Además destacó que “en realidad no se trata de un aumento, sino de una actualización. Lo que se pretende es que el municipio pueda mantener el mismo poder adquisitivo. Los insumos en general aumentan considerablemente y necesitamos poder comprarlos en tiempo y forma. El promedio de aumento en pesos ronda entre los 50 y 55 pesos”.

¿Es oportuno?

En estos tiempos donde los aumentos están al orden del día los contribuyentes parecen estar anestesiados y resignados a que el costo de vida aumente permanentemente. La cuestión aquí radica justamente en que los ingresos de la clase trabajadora, tengan trabajo formal o informal, no tienen el mismo incremento. Las paritarias donde se consiguen los mismos comienzan en marzo para varios gremios y después de luchas gremiales con medidas de fuerza de por medio es posible que consigan los merecidos aumentos. En esta línea está muy firme la oposición política. En días previos a la frustrada sesión del lunes, los concejales  Andrés Golosetti, Pedro Sanita y Antonia Pierucci se manifestaron públicamente en contra de esta medida.

¿Cómo lo toma la gente?

En general siempre es resistido un aumento de impuestos, sin embargo se puede percibir que en este caso los vecinos hacen más hincapié en la deficiente contraprestación del servicio. Es recurrente escuchar en los medios de comunicación las numerosas quejas por falta de limpieza en muchas calles, la todavía incumplida en su totalidad recolección de residuos voluminosos en Barrio Nueva Roma y la consabida falta de iluminación en muchos sectores por inexistencia de la misma o por falta de reparación. Es aquí donde aparece la disconformidad en pagar por un servicio que no es de excelencia.

Los 6 concejales presentes en la ciudad para participar de la sesión (reiteramos lo dicho más arriba, el edil Hugo Racca se encuentra fuera del país) se encontraban con posturas divididas. Los dos oficialistas, Pablo Zanetti y Mauricio Plancich contaban con el apoyo de Alberto Yualé de Cambiemos contra los tres opositores. Por lo tanto la votación estaba 3 a 3, pero como el voto del Presidente vale doble al momento de un empate, el oficialismo contaba con una aprobación asegurada. Sin embargo la bancada peronista tenía guardada un as en la manga y la utilizó: no dar quórum, concretando un hecho inédito en la historia del Concejo local.

Mientras en el palacio municipal se encontraban presentes distintos representantes de organizaciones políticas que conforman la Multisectorial,  intentando ejercer presión para que no se vote esta ordenanza en forma exprés sin analizarla más detalladamente y esperando que se realicen las paritarias gremiales. Finalmente estos fueron recibidos por el Secretario de Gobierno Pablo Tomat y el Secretario de Hacienda Juan Pablo Massetani,  donde intentaron explicarles sus argumentos para solicitar este aumento.

Ahora, resta esperar como se desarrollarán los acontecimientos futuros, sobre un tema que seguirá dando mucho por decir. Y por debatir…si es que ante el próximo llamado el quórum se consigue…

 

 

Por MARÍA BELÉN CÉSARI.