RECUERDO

0
402

Abrí la vieja biblioteca

el color sepia tranquilizó

mi mirada, recuerdos,

pedazos de la vida,

acaricié cerré los ojos.

Tomé un libro.

Sabía que allí guardaba

mi primer beso,

un idilio tierno.

Poétalos de rosas deshojados

una tarde de invierno

con tenue llovizna

corazón palpitante,

todo se transforma en poema.

Se juntan cuerpo y alma,

aroma delicioso, sueños.

Guardé el libro.

Mi memoria atesora

el amor que aún perdura.

 

 

TEXTO: MARTA CASAS