SILVIO DEL GRECCO Y SU INICIATIVA EN 2015 PARA QUE CADA 3 DE ENERO SEA EL «DÍA DEL MÚSICO CASILDENSE»

0
408

El músico y actual Concejal dialogó con RADIO DEL SUR FM 90.5 y comentó aquella iniciativa que se oficializó en 2016, en homenaje a don Edgardo Ricchezze.

Cada 3 de enero, se celebra en Casilda el «Día del Músico Casildense».

Esto fue por iniciativa del músico casildense Silvio Del Grecco, hoy Concejal de la Ciudad, a través de la Ordenanza Nº 2620/15 a raíz de ser ese día la fecha del natalicio de Edgardo Ricchezze.

Edgardo Ricchezze fue un trabajador incansable, perseverante para lograr sus objetivos y muy disciplinado. Tenía extraordinarias cualidades para la música, manifestando esa pasión desde niño y dedicando su vida a ella.

Se formó y perfeccionó permanentemente y fue maestro por vocación y músico absoluto, integró desde el año 1943, la Escuela de Música y Banda bajo la dirección de Cesar Mastroiacovo. Siendo muy joven participó de distintos grupos musicales como ser “Los Canteneros”, “Blue Melody Jazz”, la “Jazz Casilda” entre otros grupos. Su capacidad para ejecutar cualquier tipo de instrumentos musicales (cuerda, percusión y viento), y otras condiciones, hicieron que fuese un excelente Director de bandas.

En el año 1963 reorganizó la Escuela de Música y banda de Casilda, a la que perteneció hasta el año 1988. Además fundó las Bandas de las localidades de Carcarañá, Correa y participó de bandas de música de otras ciudades aledañas.

A partir del año 1989, aproximadamente, se dedicó a la actividad coral, creando y dirigiendo el coro “Santa Cecilia” en la Parroquia “San Pedro” de nuestra ciudad, y en los años 2000 – 2001 el coro de la Asociación Marchegiana.

En el año 2015, Silvio acercó al Concejo Municipal la iniciativa de recordar el natalicio de Edgardo Ricchezze fijando esa fecha como el Día del Músico Casildense.

En la mañana de este día, el autor de aquella iniciativa concretada dialogó con el Programa «Mañanas del Sur», de FM 90.5.

«De Edgardo Ricchezze tengo un recuerdo imborrable. Yo tenía 12 años, y mi papá me llevó a la casa de Edgardo para comprar un bajo. Cuando mi padre le preguntó el precio, nos dijo que no era nada, lo que sí, que de tanto en tanto iría a verme para saber cómo cuidaba el instrumento», dice Silvio.

Además, comentó los esfuerzos de los músicos de nuestra Ciudad, y el estado actual de la disciplina.

Esta es la nota completa: