UN CASILDENSE SUELTO EN CÓRDOBA

0
111

Stefano Barisón, joven de 21 años, hace un largo tiempo que empezó a cumplir objetivos corriendo todo tipo de maratones. Lo importante de todo esto es que se fue superando a medida que transcurrió el tiempo.

En esta oportunidad, el casildense, viajó a Córdoba para correr 75 kilómetros. La competencia comenzó a las 5 de la madrugada y la ansiada llegada se generó a las 20 horas. Más de 15 horas de recorrido en una carrera que tuvo muchos condimentos.

La maratón tenía varias etapas que necesitaban de una extrema concentración para superarlas. “Fue una carrera muy dura, circuito muy técnico de subidas y bajadas con piedras sueltas y muchos arroyos que llegaban hasta la rodilla con agua helada”, mencionó el maratonista.

El joven, se prepara día a día para participar de estas competencias. Como parte del entrenamiento corre hasta la vecina localidad de Fuentes ida y vuelta, recorre la zona rural y utiliza prácticamente toda la ciudad.

Stefano Barisón, cumplió con una nueva meta. Llego a terminar la carrera y se ubicó 16° en su categoría mientras que la maratón de los 75 kilómetros la corrieron 2800 personas.

En diálogo con La Nueva Senda, Barisón contó su experiencia: “Las sensaciones fueron muy buenas durante la carrera, las primeras horas se empezó a sentir el frio y cruzar arroyos helados lo hacía aún más difícil”. Además manifestó que los últimos 15 kilómetros fueron los más duros ya que las piernas y principalmente los pies mojados empezaban a pasarle factura.

Para cerrar su declaración expresó que a medida que transcurre la competencia se te cruzan miles de cosas por la cabeza. “Es una mezcla de emoción, alegría y hasta aparecen miedos en algún momento”, culminó.