CURSILERÍAS

0
424

Si acaso fuese yo, de Oriente

Dormida taza de porcelana azul,

Sé  vos, el ambarino té caliente.

 

Si en la dorada página de un cuento

Yo fuera ánfora esbelta

Sé vos la perfumada esencia.

 

Si en el camino fuera

Un árbol verde, corpulento y grave,

Sé,  entre mis hojas,  viento.

 

Y si mañana, en el árbol de hoy

Yo fuese nido,

Sé vos sonoro pájaro que,

En rojo trino,

Avise al Universo

Que te abrigo.

 

 

 

Por Susana Torosi.