RENUNCIARON 7 MÉDICOS, UNA PSICÓLOGA Y UNA TRABAJADORA SOCIAL DE LOS CENTROS DE SALUD DEPENDIENTES DEL MUNICIPIO

0
811

Lo confirmó oficialmente el Director de Salud, Nicolás Taraborreli, en diálogo con RADIO DEL SUR FM 90.5. Formaban parte de los equipos de salud de los Cenrtros Barracas-Yapeyú y Granaderos a Caballo. Peligra el normal funcionamiento de ambos.

Siete médicos generalistas, una licenciada en psicología y una trabajadora social presentaron sus renuncias como integrantes de los equipos de Salud de los Centros de los Barrios Barracas-Yapeyú y Granaderos a Caballo.

La situación comenzó a agravarse hace aproximadamente un mes y medio atrás, cuando se produjo la renuncia de tres enfermeros, una de ellas de Barracas-Yapeyú y otros dos de Granaderos a Caballo.

En ese momento, de lo que dimos cuenta, el Centro de Barracas-Yapeyú redujo sus horarios de atención, de 07.00 a 18.00 horas, pasando a ser de 07.00 a 13.00.

En dicha ocasión, los equipos de salud tuvieron reuniones con el Ejecutivo Municipal y con el Concejo, planteando diversas situaciones según manifestaron entonces a nuestro medio: no sólo salariales, sino también de otra índole, considerando que la labor, tanto médica como social, que desarrollan no era acompañada desde el Municipio.

Las nueve renuncias de ahora, que llevan fecha 13 de mayo, se dirigen al Director de Salud de la Municipalidad de Casilda, Dr. Nicolás Taraborrelli, y expresan que a partir de este miércoles 16 de mayo ya no prestarán servicios en esos Centros de Salud Barriales.

Todo ello fue confirmado por el mismo Dr. Taraborrelli, en diálogo con el Programa «Mañanas del Sur» de FM 90.5.

«Me han presentado su renuncia siete médicas generalistas, una psicóloga y una trabajadora social que formaban parte de los equipos de Salud de los Centros Barracas-Yapeyú y Granaderos a Caballo», oficializa.

«Se trata de profesionales que prestaban sus servicios, bajo la modalidad de monotributistas, a quienes le paga la Municipalidad, y que pretendían un aumento en suis haberes. Estamos en el Municipio en un momento de ajustes, y si bien se les ha aumentado, no podemos pagar lo que requieren», dice.

«Se trata de una maniobra extorsiva, más como profesionales de la salud, que no púeden abandonar sus cargos dando aviso 48 horas antes», expresa.

Consultado acerca de reuniones anteriores, en la que los equipos de salud de los centros mencionados expresaron algunos reclamos, el Dr. Taraborreli señala que «hubo una reunión con el Intendente Franchella, con la Secretaria de Gobierno y Gestión Carina Bernardis y conmigo, hace un mes y medio, aproximadamente. Y luego seguimos hablando», expresa.

«Los reclamos que se hicieron son salariales, si fueren de otra índole debieran haberse sólo reunido conmigo», dice.

Refirió también la importancia en lo que se conoce como Atención Primaria de la Salud para las población que brindan esos centros, e hizo referencia a horarios de trabajo, señalando que es necesario un reacomodamiento de esa dinámica.

La situación no involucra al Centro «Dr. Julio Maiztegui» ni al de Barrio Alberdi, que son provinciales, ni al Dispensario de Vecinal Nueva Roma, con una dinámica específica.

Acerca de qué pasará a partir de ahora con la atención de los Centros de Salud involucrados, dice que «las renuncias, teniendo en cuenta la modalidad de trabajo, no necesitan ser aceptadas o no, han renunciado a una prestación se servicios. Los Centros no van a cerrrar, seguirán atendiendo con el personal de enfermería, mientras encontramos médicos que se incorporen».

Nuestro medio se contactó con los equipos de salud renunciantes, quienes señalaron que no se trata solamente de cuestiones salariales, sino también de aspectos edilicios de los sitios y de insumos, además de lo que consideran una desvalorización integral de su trabajo. Sin embargo, prefirieron no hacer declaraciones públicas, al menos hasta el jueves o viernes próximos, según dijeron.

Los textos de las renuncias expresan:

 

Esta es la nota con el Dr. Taraborrelli: