ALQUILERES EN CASILDA LUEGO DE LA DEROGACIÓN POR DNU DE LA LEY QUE REGÍA LOS CONTRATOS

0
6080

Desarrolló tan sensible tema el agente inmobiliario Carlos Torresán. Hubo una reunión entre inmobiliarias de Casilda para establecer algunas pautas generales, aunque todo pasa ahora por la libre contratación entre las partes.

El Decreto de Necesidad y Urgencia del Presidente Javir Milei, entre otras cuestiones derogó la Ley de Alquileres que regía hasta el momento.

Esto, atento a la inquietud de inquilinos y también de propietarios, trajo aparejadas muchas dudas acerca de las futuras contrataciones de locaciones.

En la mañana de este viernes, el agente inmobiliario Carlos Torresán, en diálogo con el Programa «Mañanas del Sur» de FM 90.5, dio algunas aclaraciones sobre el tema.

«En principio, el DNU del Presidente Mile deroga la Ley de Alquileres. Eso hace que todo se regule a partir de eso por lo establecido por el Código Civil, es decir, que ambas partes puedan pactar libremente no sólo el valor del alquiler, sino plazo, formas de actualización, pago de impuestos, etc. Todo pasa por la libre contratación entre las partes, inquilino y propietario», explica.

Aclara que «de todos modos, las inmobiliarias de Casilda hemos tenido una reunión, para establecer algunas pautas generales. Determinamos que  los contratos sean por 24 meses, con actualizaciones trimestrales o cuatrimestrales, basadas en el llamado código ICL (ïndices de contratos de locación), que determina el Banco Central, y es un mix entre los índices de precios al consumidor y el 50 % de la remuneración de los trabajos estables. El plazo de actualización cada 3 o 4 meses, hace que el propietario no quede desfasado por la inflación, y que el inquilino soporte los aumentos gradualmente y no de golpe junto al año».

«De todos modos, son pautas de sugerencia comunes, repitamos que a partir del DNU y la derogación de la Ley, todo lo que pacten las partes es válido, será el mercado inmobiliario quién marque las pautas. El DNU no indica qué hacer, lo deja libre a ese acuerdo entre inquilinos y propietarios», agrega.

Con respecto a pactar en moneda extranjera, Torresán dice que «es muy raro que en Casilda se pacte en moneda extranjera, mucho más en locaciones de viviendas, puede ser en locaciones comerciales o empresariales, pero aún en esas locaciones es muy extraordinario».

«Otro tema es el llamado depósito de garantía, no es algo que se exija en el mercado local. Sí garantías personales o propietarias», expresa.

Esta es la nota completa: