EL JUEZ ARIEL CATTÁNEO DIALOGÓ CON RADIO DEL SUR

0
540

Se refirió a la firma de un convenio entre la Asociación de Abogados de Casilda y el  Centro de Atención a personas en situación de Vulnerabilidad de UCEL.

En la mañana de este miércoles, se firmó en Casilda un convenio entre la Asociación de Abogados de nuestra Ciudad y el Centro de Atención a personas en estado de vulnerabilidad de UCEL, Universidad del Centro Educativo Latinoamericano.

Estuvo presente en el acto, el Juez Ariel Cattáneo, coordinador de dicho Centro de Atención.

Está integrado por estudiantes avanzados de la Carrera de Abogacía, con el respaldo de docentes, y la coordinación del Juez Cattáneo, y tiene como central objetivo brindar asesoramiento y acompañamiento a personas que no pueden solventar los costos de la atención de un abogado particular.

El Juez Ariel Cattáneo dialogó con el Programa » Zona Sur», de RADIO DEL SUR FM 90.5, dando detalles.

«Se trata de una puesta en marcha y un servicio de aprendizaje para la sociedad casildense y de todo el Departamento Caseros», dice.

«Es una materia de la Facultad de Derecho de UCEL, que también se dicta en Casilda, en vista de esa práctica de los estudiantes avanzados de la carrera. Uno de los grandes elementos era la necesidad de elementos prácticos. Hace mucho que vengo siendo docente de esa parte práctica, y dentro de esto, el Centro de Atención a personas en situación de Vulnerabilidad es una asesoría jurídica gratuita a aquellas personas que no pueden pagar un abogado», expresa.

«Es para quienes no pueden solventar ese costo, asesorándolos. Tiene también un aspecto de acompañamiento similar a una defensoría. Partiendo de una materia práctica, con alumnos preparados ya que están en el último año de la carrera, asesorados por docentes», expresa el Dr. Cattáneo.

Agrega que «la firma con la Asociación de Abogados de Casilda y Caseros, que son profesionales muy comprometidos. Nos facilitan además el lugar, y funciona como un consultorio jurídico gratuito, llevado adealnte por estudiantes a punto de graduarse acompañados por profesores, que son profesionales. Es decir, no se trata de un experimento, sino de un alto grado de asesoría y acompañamiento».

Con relación a qué ramas del derecho atiende este Centro, manifiesta que «se trata de cuestiones muy particulares, no hay una limitación de materias, sea de la rama del derecho que sea. Vamos a tener un teléfono, las personas se comunican con nosotros, se hace una escucha activa de la consulta, se hace un asesoramiento, y en el caso de que haya que tomar el caso, si la persona tiene un abogado particular seguirá con él, o se le sugerirá que busque a un abogado particular, y si está dentro de las condiciones de vulnerabilidad, se lo acompañará, sea la consulta de la rama del derecho que fuese, familia, penal, laboral, etc.».

Aclara que «no se trata de perjudicar el trabajo profesional, sino de asegurar el acceso a la justicia a quienes no pueden hacer frente a un profesional. El grado de vulnerabilidad se determina a través de un parámetro que tenemos, de autoría de la Dra. Úrsula Basset, autora del Manual de Vulnerabilidad que se toma en toda América latina, y a partir de ese manual se ha confeccionado una planilla, que no es rígida, y a través de una entrevista que es muy amena, se llega a una conclusión. Todo es bastante distante de lo conocido como un estado de pobreza. Depende de las condiciones subjetivas de las personas, hay núcleos de personas que tienen una vulnerabilidad constante, como los ancianos, o transitorias, como la niñez».

Esta es la nota completa: